el agujero fiscal más amplio desde la Gran Crisis financiera

el agujero fiscal más amplio desde la Gran Crisis financiera

Castigo histórico a la economía española ante la pandemia. El 2020 cerró con un un déficit disparado, que se situó en el 10,09% del PIB como consecuencia del mayor gasto para hacer frente a los estragos de la Covid-19, tras situarse en 113.172 millones de euros, lo que supone un incremento de 77.557 millones respecto al ejercicio anterior. Incluyendo la Sareb, el déficit público se situó en el 10,97% del PIB. En todo caso, es el peor dato desde la crisis financiera de 2008.Fue la propia ministra de Hacienda, María Jesús Montero, quien anunció este dato. La cifra, en todo caso, se sitúa más de un punto por debajo de la estimación del Gobierno (11,3%) y es la segunda cifra más alta de la historia, después de que en 2012, el peor año de la crisis financiera, el déficit se situara en el 10,6% del PIB, incluyendo el rescate a la banca. El dato mejora las estimaciones también tanto de la Comisión Europea como del FMI.En concreto, en 2020 se produjo un aumento del gasto en 53.070 millones de euros respecto al año anterior, y el 85% de esta cifra corresponde a medidas adoptadas para mitigar los efectos de la pandemia. Por su parte, los ingresos reflejan una caída en 24.487 millones, un 5% menos, registrándose un descenso de la recaudación fiscal en 21.674 millones, un 7,8% inferior. En concreto, los impuestos indirectos han caído un 11% y los directos, un 3%. En cambio, las cotizaciones sociales han crecido un 0,8%.Estos datos se conocen solo unos días después de que el Banco de España publicara sus previsiones. No es pesimista, pero sí cauto, sobre cómo evolucionará la economía en los próximos años por culpa de la crisis del coronavirus. En todo caso, el organismo ha enfriado sus previsiones pasadas y teme que la recuperación se frene si llega una cuarta ola del virus y, al mismo tiempo, la vacunación no se acelera. Sigue manejando tres escenarios y en el peor de ellos la economía española crecerá solo un 3,2% en 2021. Eso sí, estima que la economía podría empezar a despegar a partir de junio, aunque calculan que el turismo no se recuperará del todo hasta 2022.Esto se queda lejos de las previsiones anunciadas por Bruselas hace un mes, que situaba el impulso español en un 5,6% y de las de la OCDE, que auguraba un 5,7%. También está alejado de los cálculos del FMI, que situaba el crecimiento en un 5,9%. En todo caso, el Banco de España maneja también un escenario central, en el que el impulso sube hasta el 6% del PIB en 2021. En el contexto más optimista ese crecimiento estaría en el 7,5%.

Source link

el agujero fiscal más amplio desde la Gran Crisis financiera
Scroll to top
error: Content is protected !!